Cara femenina con melasma

    Hiperpigmentación: melasma Identificación y tratamiento del proceso conocido también como "la máscara del embarazo"

    El melasma es un tipo de hiperpigmentación corriente en mujeres, especialmente durante y después del embarazo. Aparece en forma de grandes manchas oscuras sobre la cara, aunque también pueden afectarse otras partes del cuerpo.

    SIGNOS, CAUSAS Y TRATAMIENTOS DISPONIBLES EN RELACIÓN CON EL MELASMA

    El pigmento melanina define el color de los ojos, el cabello y la piel de una persona. La producción de melanina puede estar afectada por ciertos factores internos y externos, como la exposición al sol, la genética, los cambios hormonales, la inflamación y la edad. La hiperproducción da lugar a hiperpigmentación, en la que aparecen manchas oscuras y tonos cutáneos desiguales. La subproducción, o hipopigmentación, tiene el efecto opuesto, con la aparición de manchas sin pigmento en las zonas afectadas.

    El melasma es una forma de hiperpigmentación que aparece en la cara, especialmente en las mejillas, el dorso de la nariz, la frente y el labio superior, y en ocasiones en otras partes del cuerpo expuestas al sol, como los antebrazos.

    Primer plano de mejilla femenina con melasma
    El melasma aparece en forma de grandes manchas oscuras, en la cara entre otras zonas del cuerpo.
    Mujer embarazada con una de sus manos sobre el vientre
    Durante el embarazo, las hormonas endógenas estimulan la producción de pigmentos melanocíticos.

    Se conocen tres tipos de melasma: epidérmico, dérmico y mixto.

    • El melasma epidérmico afecta a la capa superior de la piel y la hiperpigmentación es marrón con bordes bien definidos.
    • El melasma dérmico afecta al nivel más profundo de la dermis y se caracteriza por manchas de color azúl grisáceo.
    • El melasma mixto (una combinación de melasma epidérmico y melasma dérmico) se presenta como pigmento pardo grisáceo. A causa de la profundidad de los pigmentos melánicos en el melasma dérmico y el melasma mixto, estos tipos pueden ser más difíciles de tratar.
    El melasma es más corriente en mujeres, sólo el 10% de los casos corresponde a hombres, afectando hasta el 90% de mujeres embarazadas.

    Por este motivo se conoce también como "la máscara del embarazo" (o cloasma). Si bien afecta a todas la etnias, las personas con tonos cutáneos más oscuros son más propensas. Al contrario que las manchas seniles, el melasma puede desaparecer de por sí después del parto o si se reduce la ingestión de estrógeno.

    Si una mancha pigmentaria cambia de tamaño, forma, color o es pruriginosa o sangrante, debe visitarse a un dermatólogo para excluir un proceso maligno.

    ¿CUÁL ES LA CAUSA DEL MELASMA?

    El melasma es causado por la hiperproducción del pigmento melanina. Mientras el proceso aparece habitualmente como respuesta a cambios hormonales, como el embarazo, el uso de píldoras anticonceptiva o la hormonoterapia sustitutiva (HTS), también pueden desempeñar un papel otros factores como la exposición a los rayos UV, la predisposición familiar, la edad y ciertos fármacos antiepilépticos.


    Los melanocitos (las células productoras de melanina localizadas en la capa basal de la epidermis) son responsables del incremento de la pigmentación epidérmica en el melasma.

    Durante el embarazo las hormonas endógenas estimulan los melanocitos, haciendo que produzcan más pigmentos melanocíticos.

    Ilustración de hiperpigmentación
    La tirosinasa es la enzima que forma melanina. En los casos en los que la producción de melanina no es inhibida aparecen las manchas oscuras.

    Las mujeres que toman píldoras anticonceptivas o la hormonoterapia sustitutiva (HTS) pueden presentar también melasma, dado que sus organismos esperimentan tipos similares de cambios hormonales a los que aparecen durante el embarazo.

    La exposición a los rayos UV es también un importante factor desencadenante o agravante en la presentación del melasma, por lo que se recomienda que las personas propensas a este proceso, o cuyas familias tienen predisposición al melasma, eviten el sol y se apliquen protección solar de amplio espectro y factor elevado para prevenir la estimulación de la producción de pigmentos.

    ¿DE QUÉ TRATAMIENTO SE DISPONE PARA EL MELASMA?

    Se dispone de dos opciones para los afectados de melasma: la eliminación de la piel con color cambiado o la regulación del pigmento.

    Eliminación

    Cara de una mujer tratada con láserterapia
    La láserterapia es un posible tratamiento de la hiperpigmentación. Solicite más información a su dermatólogo.
    Aplicación de exfoliación química en una frente femenina
    Las exfoliaciones químicas aplicadas en la piel afectada contribuyen a revelar por debajo la presencia de piel sin manchas.

    La eliminación se efectúa por láserterapia, luz pulsada intensa o exfoliación química. Son procedimientos costosos e invasivos y pueden desencadenar realmente una hiperpigmentación postinflamatoria, especialmente en personas con tonos cutáneos más oscuros. Entre los efectos secundarios potenciales destacan inflamación, irritación y sensación de ardor.

    Láserterapia (Fraxel, Erbio YAG) y Luz Pulsada Intensa (LPI)
    Más precisa que las exfoliaciones químicas, la láserterapia se basa en luces de alta energía para afrontar las zonas afectadas. Elimina las células cutáneas hiperpigmentadas a nivel superficial (epidermis) o más profundo (dermis) en función de la gravedad de los síntomas. 

    Exfoliaciones químicas, por ejemplo, AHA
    En las exfoliaciones químicas, el dermatólogo aplica una solución ácida (ácido glicólico (AHA)) para tratar las capas cutáneas afectadas. La piel tiende a formar ampollas y luego se exfolia, revelando por debajo piel sin manchas.

    Regulación

    Alternativamente, para regular el cambio de color de la piel ha llegado a disponerse también en los últimos años de cierto número de productos tópicos, médicos o para el cuidado de la piel. Contienen habitualmente uno o más de los componentes siguientes:


    • Hidroquinona al 2-4% (sólo de prescripción): es un potente agente blanqueante de la piel cuyo uso en cosméticos ha sido prohibido en la UE debido a problemas relacionados con riesgos toxicológicos potenciales. No obstante, se utiliza todavía en EE.UU. La concentración más elevada (>4%) se dispensa sólo por prescripción, mientras que concentraciones menores (<2%) se utilizan en dermocosméticos.
    • Arbutina. Esta fuente natural de hidroquinona es un componente fundamental en numerosos productos blanqueantes de la piel asiática. Aunque no es tan potente ni eficaz como la hidroquinona producida industrialmente, existen temores similares acerca de su seguridad.
    • Ácido glicólico (o ácido hidroxiacético): se utiliza por dermatólogos para exfoliaciones químicas y es un componente activo corriente en muchas cremas tópicas para la hiperpigmentación.
    • Ácido kójico: es un producto derivado del vino de arroz japonés, sake. Aunque el ácido kójico es un componente natural más seguro, su capacidad para inhibir la producción de melanina es discutible y el compuesto está prohibido en numerosos países.
    • Se ha demostrado que los derivados de la vitamina C son relativamente eficaces frente a la hiperpigmentación y se utilizan frecuentemente junto a otros componentes activos.
    • Se ha comprobado que el ácido retinoico es eficaz, si bien puede provocar algunos efectos secundarios entre los que destacan la irritación y el aumento de la sensibilidad solar (que ya constituye  un problema en las personas con hiperpigmentación postinflamatoria). Dado que se ha observado cierto vínculo potencial con anomalías congénitas, las mujeres gestantes o lactantes deben abstenerse de tratarse con ácido retinoico.
            Un componente muy eficaz para reducir la producción de melanina, es el B-resorcinolbutilresorcinol.
    • Se ha demostrado clínicamente que el B-resorcinol comienza a reducir las manchas oscuras en sólo cuatro semanas. Es un inhibidor muy potente de la tirosinasa (la enzima que forma melanina). La irritación cutánea que causa es escasa o nula y es eficaz frente a los principales tipos de hiperpigmentación, como el melasma y las manchas seniles.
    Ilustración de la inhibición de la tirosinasa por el B-resorcinol
    La inhibición de la tirosinasa por el B-resorcinol regula la síntesis de melanina.
    Mujer aplicándose crema en las mejillas
    Se recomienda que Eucerin Even Brighter Crema de Día se aplique regularmente.
    Mujer utilizando Eucerin Even Brighter Corrector de Manchas
    Para una aplicación precisa puede usarse Eucerin Even Brighter Corrector de Manchas.

    Igual que con los tratamientos médicos tópicos hay otras consideraciones a tener en cuenta cuando se trata el melasma:

    Para evitar cualquier hiperpigmentación ulterior se recomienda que las personas propensas al melasma utilicen a diario un filtro solar de amplio espectro con FPS elevado, como parte de una pauta diaria de limpieza y cuidado.

    Transcurrirá algún tiempo hasta que el tratamiento surta efecto, semanas más bien que días, de manera que es necesario que los afectados sean pacientes, consistentes y persistentes.

    Si cualquiera de sus manchas oscuras es nueva, ha cambiado de aspecto o la percibe diferente a sus demás manchas, consulte con su dermatólogo o farmacéutico.