Científica aplicándose crema sobre el dorso de la mano, mientras un científico lo observa.

    Tras la ciencia de Eucerin AtopiControl

    Los dermatólogos recomiendan frecuentemente usar cremas tópicas farmacológicas en los brotes de dermatitis atópica. Estas cremas suelen contener corticoides, que son componentes eficaces y de acción rápida que alivian el picor de los brotes. No obstante, su aplicación tiene que estar limitada de acuerdo con la recomendación de los médicos.

    En Eucerin quisimos averiguar si era posible desarrollar una solución dermocosmética para el cuidado de la piel, de la que pudieran beneficiarse casos de piel atópica de leve a moderados. Después de varios meses de investigación intensiva fuimos capaces de lanzar Eucerin AtopiControl.

    DESCUBRIENDO UN CUIDADO DE LA PIEL PARA LOS BROTES DE DERMATITIS ATÓPICA

    "Supimos de nuestra investigación que los afectados y los padres de niños con dermatitis atópica estaban buscando productos para el cuidado cosmético para su piel atópica, que pudiera utilizarse tanto durante los brotes como durante los intervalos entre ellos", dijo la Dra. Gitta Neufang, Directora de Investigación de Eucerin. "Nos dijeron que los corticoides eran extremadamente útiles durante los brotes, pero que ellos querían productos cosméticos, adicionales y complementarios, para mejorar el aspecto de la piel".

    "Decidimos afrontar este reto, si bien no resultó nada fácil."

    Necesitamos una fórmula que combinase principios activos importantes para abordar los requerimientos de cuidado cutáneo específico de la piel atópica.

    Los principios activos clave de Eucerin AtopiControl

    En su gama para el cuidado de la piel seca, Eucerin ha estado utilizando ácidos grasos omega-6 durante más de 15 años, y en estudios clínicos se ha demostrado que fórmulas con la combinación de aceite de onagra y aceite de pepitas de uva restablecía eficazmente la barrera cutánea alterada y la protegían frente a la sequedad. La deshidratación es un motivo importante por el cual la piel atópica fluctúa desde el estado sin brotes hasta la aparición de brotes. De manera que los aceites omega fueron identificados como posibles ingredientes clave para el cuidado de la piel en la nueva fórmula.

    Ilustración de la acción de los ácidos grasos omega-6.
    Los ácidos grasos omega-6 mejoran la función de la barrera cutánea
    Ilustración de la acción del decandiol.
    El decandiol reduce la colonización microbiana.

    Además de hidratar la piel, la fórmula necesitaba un componente dotado de propiedades antimicrobianas. Los científicos de Eucerin hallaron el decandiol, que actúa frente al Staphylococcus aureus, una bacteria que se encuentra a menudo en la piel atópica.

    La prioridad siguiente fue abordar el eritema cutáneo. Nuevamente, los científicos fijaron la vista en un componente que se había demostrado eficaz durante muchos años en las gamas de Eucerin para la piel seca y la piel muy seca. El licocalcón A es un derivado de las raíces de la planta de la regaliz china y es antiinflamatorio y antioxidante. Cuando se aplica sobre la piel irritada, el licocalcón A reduce rápidamente el enrojecimiento y calma la piel.

    Ilustración del modo de acción del mentoxipropanediol.
    El mentoxipropanediol alivia el picor.

    La pieza final del rompecabezas era hallar un ingrediente que contribuyera a que la piel resistiese las ganas de rascarse. El mentoxipropanediol es un derivado del mentol y comparte sus propiedades refrescantes. Este efecto refrescante ayuda a aliviar el picor.